miércoles, 17 de diciembre de 2008

Fátima

Fátima tiene catorce años, es alumna de 1º de la eso, y repetidora. Tiene unos preciosos ojos negros y rasgados como no hay otros en el centro. Es una niña dulce y agradable de trato, que el verano pasado cuidaba a un niño de la edad de mi hijo, cinco años. Vive con su abuela, con su padre y con su tío. No con su madre. 


Fátima no se diferenciaría de sus compañeras si no fuera porque tiene un problema serio de obesidad, un problema que le hace ser tímida y desconfiada, y que le provoca dificultades de relación con sus compañeros. No es nada popular en su clase, y en ocasiones debe aguantar los comentarios malintencionados de algunos de sus compañeros y compañeras. 


El viernes pasado Jefatura intervino hachís a varios alumnos y alumnas del centro, de 1º, 3º y 4º de la eso, detrás de los cuales llevaban desde hacía tiempo. Todos consumidores, menos uno, la persona que metía y pasaba la droga en el centro. Esta persona era Fátima.


Yo no sé que le ha llevado a Fátima a cometer una tontería como ésta, que va a tener graves consecuencias para sí misma y para otros compañeros. Quizá hayan sido las ganas de granjearse la aceptación del grupo, sus deseos de integrarse, sus ganas de eludir los problemas con sus compañeros. Quizá pensara que las duras palabras que recibía del grupo se convertirían en palabras de admiración y respeto, no sé. Tampoco sé de donde sacaba Fátima el hachís que traía al centro, aunque puedo imaginarme que se lo haya quitado a alguien muy cercano. También puede ser que me equivoque. 


Lo que sí sé es que Fátima desearía tener un poquito más de cariño.

30 comentarios:

Joselu dijo...

Puedes sugerir que verbalice sus sentimientos, que escriba sobre lo que pasa por dentro de ella por medio de un diario que no leería nadie si ella no quiere. Pero si ella lo desea pudieras leerlo tú. A veces estos alumnos son los que más cosas llevan dentro y sólo falta darles una oportunidad para hacerlo. Eso no quita que lógicamente ella sea merecedora de una sanción si se ha demostrado que es la introductora de la droga. No es un asunto baladí. Un cordial saludo.

Antonio dijo...

Querido UPC.
Llevo casi veinte años en las cloacas de eso que entendemos por disciplina en diversos centros docentes. He visto casi de todo y, al final, llego a la conclusión de que , con frecuencia, nos pueden las buenas intenciones. Ya sabes que el infierno está lleno de ellas.


Lo siento por Fátima pero no me gustaría pensar que, en el fondo, esta chica no tiene ningún problema. Te lo dice alguien que ha caído y caerá mil veces en esa trampa.

Saludos.

A.

Un profe cualquiera... dijo...

Yo no me atrevo a sugerirle nada a Fátima, Joselu, lo único que se me ocurre decirla es que ella tiene unos valores personales que no debe perder de vista, y que todos podemos equivocarnos, así como todos podemos rectificar. Gracias por tu visita.

Antonio, no entiendo muy bien lo que quieres decir, ya sabes que soy un poco torpe. Explícamelo mejor, anda. Aquí te espero.

Cristinaa dijo...

De 1º a 3º consumiendo droga??
En 2º es más pronto de lo normal que empiecen a consumir, en 3º se empieza a probar, pero tampoco es muy común, no le saldría demasiado bien el negocio.

El caso de Fátima no me sorprende demasiado porque tal vez su padre, su tío y su abuela no le den el cariño y el apoyo que se puede recibir de una madre, ni siquiera lo intenten. Si además está obesa y suelen insultarla hace lo que puede por hacerse un huequecito en la sociedad, y ha recurrido a la peor de las opciones... Además se sacaba un dinerillo extra, la pregunta es para qué lo querría...

Un besazo y ya mismoo vacacionesss!!

Un profe cualquiera... dijo...

Where are you, Inma? I miss you so much...

Un profe cualquiera... dijo...

Hola, Cristina. Sí, un poco pronto para empezar con las drogas en 1º. Te equivocas en una cosa, por lo visto no se sacaba un dinerillo extra, parece que gran parte la regalaba, aunque no estoy seguro.
¡¡¡¡Y ya casi estamos de vacances, yuju!!!!

Clares dijo...

Me parece grave, pero en ningún caso hay que dramatizar estas situaciones, en el sentido de hacer a esa niña más culpable de lo que es. Tendréis que investigar qué ha estado pasando, porque detrás de un caso como el que cuentas puede haber abismos, por ejemplo, chantajes o acosos, amenazas. Entre los adolescentes hay submundos que ni nos olemos los adultos. No digo que sea éste el caso, pero si no sacaba dinero y era una niña marginada y rechazada, quién sabe lo que puede haber en el fondo. No sé exactamente qué consecuencias legales puede haber para esta niña, que en cualquier caso tendrá que asumirlas, pero por lo restante, ahí tenéis una labor peliaguda. Ánimo. Y las vacaciones, muy cerca. Menos mal.

Miguel Ángel dijo...

No sé qué decir. Parece cosa seria que tiene que quedar muy claro ante el resto de compañeros y compañeras. Con ella tendréis que extremar el cuidado para que tampoco salga malparada. Tal vez consigáis encontrar el punto, sí, seguro que lo conseguís.

Feliz Navidad, o si te parece, buenas vacaciones en calma…

Antonio dijo...

Quiero decir que quizás no haya que buscar demasiadas explicaciones a por qué lo hizo. Solemos achacar - yo el primero- las acciones de los menores a sus miserias y me temo que no siempre sea cierto.
Es altamente probable que esta chica hiciera lo que hizo simplemente porque sí y punto.

Saludos.

P.S. ¿Qué vas a comer? Marisco o cordero.

Ali y Punto dijo...

Estando yo en 3º de la ESO me pasó algo parecido:

Me sentaba con una chica que encaja casi a la perfección con Fátima, obesa, muy poco famosa, y poco querida por sus padres. A ella no le dió por las drogas, en ningún sentido. Ella fue más sutil, se escapó de su casa, de su pueblo, se alejó de todo lo que tenía y se fue a vivir a las Canarias con un ex-convicto.

Yo era la única en clase con quien hablaba, gracias a eso la encontrabos (si, cuando me encontré con un muchacho muy "majo" con una metralleta en el despacho del director, a mi madre y a sus padres, me acojoné un pelín).

Suena a película, pero es completamente cierto. Se llama Raquel, quería estudiar para médico y ahora está nosedónde limpiando casas. Pero de vez en cuando nos llama a los compis de clase que la "ayudamos". Le expliqué lo que le conté a la poli, y me abrazó. Me alegro de que no me matara por ello ^^

No es nada dificil pillar drogas, ni hacer de trasporte. De hecho entre adolescentes es facilísimo.

Sea como sea... dadle cariño, hablad con su clase, consigue que entiendan lo que le pasa. En mi clase... llegamos tarde.

Y ella sólo pedía un poquito de cariño de verdad, es algo que nosotros tenemos tan al alcanzce de nuestras manos que no nos damos cuenta.

¡Un besazo!

Un profe cualquiera... dijo...

Clares, el mundo de un niño es tan profundo y turbio como el de cualquier adulto, aunque no queramos verlo en ocasiones. Besotes

Esperemos que se consiga ese punto, nada fácil...
Gracias por tus buenos deseos, Miguel Ángel. Lo mismo para ti.

Vete tú a saber, Antonio, no creo que pueda llegar a discernirse, probablemente.
Ni una cosa ni otra, comeré una sana dieta vegetariana. Abrazos

Vaya historia, Ali. Me parece que nosotros también hemos llegado tarde. Besotes

Ali y Punto dijo...

Sólo se pierde una partida... cuando se deja de jugar.

Quizás no podréis evitar que se meta en un mundillo feo. Pero prueba a llegar a su corazoncito, haz que ella se descubra a sí misma a través de... una sencilla redacción. Tienes los medios y el ingenio, ¿estarías dispuesto a intentarlo? ^^

Besitos.

Un profe cualquiera... dijo...

Quizá sea un poco pesimista, o negativo, pero creo que las cosas no son tan fáciles. Besos

Ali y Punto dijo...

No digo que cambies el mundo... pero no es momento de rendirse. Si ves que la lucha no es tuya... con todo el cariño del mundo tienes una clase con la que hablar un rato.

Besitos!

Un profe cualquiera... dijo...

Aunque no es alumna mía este año, sí la tuve el pasado. No tengo nada que decirle a su clase. Sí he hablado con ella, intentando hacerla ver lo positivo que hay dentro de sí, sus valores, sus posibilidades. Pero creo que ella está muy preocupada y muy cerrada. La sensación que tuve al hablar con ella fue de no llegar a "tocarla". Creo que sólo piensa en las consecuencias que van a tener sus actos.
¿Tú qué harías?
Besos

Ali y Punto dijo...

No sabes lo que me recuerda a Raquel. Es lo mismito.

Verás, cuando ella se fue apenas quedaba un trimestre, por lo que me pasé con ella muchos meses. Me costó sacar paciencia de donde no la hay, necesitaba que le repitiera todos los días lo maravillosa que era. Y poco a poco hurgar en su corazoncito. Es dificil, y me costó a mi, la única "amiga" que tenía en el insti. Por eso te dije que te acercaras a su clase, con una persona buena en la que apoyarse tiene una sonrisa diaria garantizada.

Sus padres le pegaban, y mucho. Pero ella sólo me lo decía a mi. Tenía las piernas destrozadas y no me dejaba hablar. Sólo podía intentar hacer que viera que no era su culpa, que los padres no se eligen, y que podría llegar a ser feliz si se lo proponía.

Y creo que en el fondo... entendió el mensaje. La última vez que la vi estaba algo más delgada, y su sonrisa de oreja a oreja casi me hace llorar. ¿Sabes cómo la recibimos en mi clase cuando vino a despedirse definitivamente?. Con un fuerte abrazo de cada uno. Con cariño.

Eso si, contamos con la suerte de tener compañeros que entendieron lo que ocurría.

No sé... ¿conoces a alguna amiga suya dispuesta a ayudarte? (o ayudarla tu a ella... que seria lo lógico)

Besitos

Un profe cualquiera... dijo...

En tu buzón la solución, Ali.

Ali y Punto dijo...

Contestado ^^

Anónimo dijo...

http://www.adn.es/ciudadanos/20081218/NWS-2069-profesora-granada-condenada-deficientes-analfabetos.html

En relación a tu post del 17 de noviembre.

Saludos

Ali y Punto dijo...

De Zújar O_O

Lu dijo...

La historia de Fátima. Triste, por otra parte, demuestra lo lejos que estamos nosotros de conocer el verdadero trasiego de la vida de nuestros alumnos.

Hay un abismo comunicativo entre nosotros -con excepciones, claro- que nos impide prever situaciones de riesgo como ésta.

Un profe cualquiera... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Un profe cualquiera... dijo...

Anónimo, así ocurre en ocasiones, queremos que nos guarden respeto y no somos capaces de guardárselo nosotros.
Gracias por tus visitas

¿Y qué pasa con Zújar, Ali?
(Hoy he hablado con ella un momento, poco que contar)
Besotes

Absolutamente, Lu, existe ese abismo comunicativo. De cuando yo era alumno, no recuerdo que se generara una relación con cierto grado de confianza con ningún profesor (aunque ahora yo crea que conmigo sí la tienen algunos alumnos, no hago otra cosa que engañarme)
Gracias por pasar por aquí.

Anónimo dijo...

Oh my God! Thank you very much for remembering me! And then using my dear English! (and very well used, indeed) Chapeau! ;)

The truth is that... I don´t really know what I´d do in your situation. Maybe... TaL VeZ.. hablaría con ella, aunque la confianza de una PrOfEsOrA (por muy "cara de niña" que yo tenga) no le valdría demasiado para ser aceptada en el grupo...

TaL VeZ intentaría encajarla en algún grupo de trabajo dentro de clase para que se relacionara con sus compañeros más AfiNeS y no se sintiera rechazada, pero lo más seguro es que siguieran ofendiéndola...

TaL VeZ probaría el DiÁLoGo con toda la clase (en forma de juego, incluso) para descubrir PrObLeMaS OcULtOs entre las relaciones que mantienen...

Sin duda, Fátima tendría que asumir las CoNsEcUeNciAs de sus actos, y TaL VeZ probaría con un "castigo" común para todo el grupo...

TaL VeZ hablaría con su "familia" para hacerles ver la necesidad de su cambio de actitud...

TaL VeZ hablaría con todos mis compañeros para buscar entre todos la mejor solución y empezar por actuar nosotros como una verdadera UniDaD.

Lo único que tengo claro en todo ésto es que la UNIDAD de cualquier grupo afecta al DeSaRRoLLo de la tarea y, principalmente, al desarrollo de cada PeRsOnA.

En fin, ardua tarea la que se os ha echado encima... Ánimo, EsPeRaNzA y ya contarás por aquí cómo va :)

Hugs and kisses! InMaXXX

Un profe cualquiera... dijo...

¡Qué alegría leerte, Inma, ya estaba asustado! (¿Se habrá aburrido?)
La realidad es diferente. Ha cometido una falta muy grave, y las consecuencias van a ser (y creo que deben ser, podríamos discutir porqué) muy graves también. Poco margen hay ya para hacer nada. Y si no se hizo nada antes es porque no se preveía que las cosas fueran a discurrir por donde luego lo hicieron. (¿Quizá esté aliviando mi conciencia? No sé)
No me hagas sufrir, Inma, cuando vengas deja testimonio de tu paso, un simple hola. Gracias y besos.

Cristinaa dijo...

Jo... vengo tarde!!

Está claro que se tiene que llevar un castigo por lo que ha hecho, pero una vez que lo reciba ayudadla como sea. Seguro que hay alguien en su clase que puede estar dispuesta a ayudarla, estar con ella, hablar... Hay veces en que un simple qué tal? puede alegrarle el día a alguien. Si está falta de cariño alguna compañera se lo podrá dar, ""solo"" hay que buscar!!
Un besoo!

Ali y Punto dijo...

Seguramente ya lo conozcas, pero hay un juez de menores... de mi tierra, bastante conocido y respetado. Al menos por aquí. Quizás te interese lo que dice. El video esta en youtube, busca " K2GTauJT5Vg "... la segunda parte aparece en vídeos relacionados. A mi me parece muy curioso, e interesante. A mi madre le encanta.

Tu no has hecho nada malo, así que elimina el cargo de conciencia del mapa. Me alegro de que hablaras con ella. Seguro que a ella en el fondo también le ha hecho ilusión ^^. Al menos, agrada saber que alguien en el mundo se preocupa por ti.

Enfin es muy tarde, y mi perro empieza a regañarme por tener la luz encendida (me mira raro ¬¬ )

Un besazo!

LADRAR A LA LUNA dijo...

Veo que la historia de Fátima ha llegado lejos. A mi me asusta lo que pueden llegar a hacer los adolescentes sin corntárselo a nadie que no esté en su grupo. La verdad es que, por mucho que lo piense, no soy capaz ni de imaginar un buen fin para esa historia.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Frase tuya que resume toda la situación: "POCO MARGEN HAY YA PARA HACER NADA". Estoy completamente de acuerdo contigo en que las consecuencias deber ser graves, pero ¿cómo de graves? ¿De cuánta gravedad estamos hablando? Me interesa mucho el tema, como futura educadora que deseo ser ;)

No tengo ni idea de lo que haría en una situación parecida... No se trata de tu conciencia, sino de que no se puede estar dentro de una conciencia adolescente (y mucho menos entenderla). Lo único que queda entonces supongo que es dejar una "puerta" abierta a esta chica para cuando quiera y/o pueda volver.

Siempre encantada de pasar por aquí, Inma.

Un profe cualquiera... dijo...

Cristina, tu nunca llegas tarde, llegas en tu momento, jajaja. Besos

Ali, sí conozco al juez que mencionas, estuve en unas jornadas sobre violencia escolar y era uno de los ponentes, me pareció muy interesante. Lo mejor de él es que actúa, propone cosas nuevas, no se queda en la mero palabrería. En las instituciones educativas creo que sobra mucha palabrería, seguramente yo estoy contribuyendo a ello. Besos

Ladrar a la Luna, yo tampoco veo ningún buen final para esta historia, ninguno que sea bueno para todas las personas implicadas, por activa y por pasiva. Saludos

Las más graves, Inma. No creo que queden puertas abiertas, se bifurcará el camino y aquí paz y después gloria.
Gracias por tus visitas, siempre encantado de recibirlas. Besotes